¿Qué es una personalidad tipo C? Rasgos positivos y negativos de este tipo lógico

Si bien las personalidades de Tipo A y Tipo B son ampliamente conocidas, ¿sabías que también hay un tipo de personalidad de Tipo C?

Etiquetadas como ‘El Pensador’, las personalidades de Tipo C son pensadores lógicos y racionales.

Primero, ¿qué es una personalidad tipo C?

Las personas con personalidad tipo C son increíblemente orientadas a los detalles y racionales. Se alimentan del control y la estabilidad dentro de su vida y no les gusta nada que interrumpa su enfoque. Esto incluye la expresión emocional, ya que la ven como irrelevante.

Para la personalidad Tipo C, las emociones solo se interponen en el camino de la lógica y el análisis.

Dado que esta personalidad es demasiado reflexiva, ponen mucho esfuerzo en el trabajo que hacen. Como resultado, son organizados, independientes y seguidores de reglas.

Esta persona no teme a los desafíos, sino que los acoge con agrado. Confían en su capacidad para triunfar y hacer su mejor trabajo.

Además, una personalidad tipo C es una de las mejores personas para resolver problemas. De hecho, encontrar una solución a un problema es una de sus actividades favoritas.

Con el objetivo en mente de tener un control absoluto, se toman muy en serio a sí mismos y a las demás personas. A veces pueden ser demasiado críticos, pero es solo por su deseo de que las cosas sean de cierta manera (su manera).

La personalidad Tipo C siente curiosidad por saber cómo funcionan las cosas y quiere estar lo más informado posible. No le temen al cambio y lo ven como una oportunidad para crecer en varios aspectos de su vida.

Rasgos positivos de personalidad tipo C

1. Dedicado

Parece como si cada tarea que hace un Tipo C se realiza con una cuidadosa consideración y tiempo. Están en sintonía con sus pasiones y tienen un fuerte deseo de alcanzar sus metas.

Leer también:  Eneagrama tipo 9: Encontrar el valor para ser uno mismo | Roland Legge

Incluso si la personalidad Tipo C no está enamorada del trabajo que están haciendo, puede estar seguro de que mostrarán un valor y una dedicación admirables. No hay nadie más comprometido con los trabajos y las personas en su vida que un Tipo C.

2. Bueno para la toma de decisiones

Para muchas personas, tomar una decisión es una de las cosas más difíciles de hacer, pero no para la personalidad tipo C. Son rápidos en descubrir la mejor decisión a tomar y pondrán la lógica y el razonamiento necesarios en su elección.

Si alguna vez necesita ayuda con una decisión, ir a un Tipo C podría ser su mejor opción. Pueden ayudarlo a guiarlo a través de la logística y brindarle una perspectiva única de la situación en cuestión.

3. Preparado y organizado

Debido a su naturaleza reflexiva, la personalidad Tipo C siempre está un paso por delante del resto. Se sienten cómodos al saber que están lo más organizados posible.

Una personalidad tipo C es capaz de prepararse para varios escenarios debido a su pensamiento profundo y atención a los detalles. No es raro encontrar un Tipo C con una solución a un problema incluso antes de que surja.

4. Ingenioso

No hay límites para la personalidad Tipo C. A diferencia de otros tipos, no están atrapados en una forma de pensar, sino que amplían su perspectiva para ver otro lado.

Pueden adaptarse fácilmente a nuevas situaciones y encontrar una forma de evitar cualquier conflicto que pueda presentarse. Un tipo C es valiente y no tiene miedo de encontrar una forma diferente de hacer algo. De hecho, siempre buscan la oportunidad de poner en práctica su ingenio.

Leer también:  Cómo ser madre, esposa y tú mismo

Rasgos de personalidad negativos tipo C

1. Comportamiento indiferente

Dado que el tipo C es reacio a expresar sus emociones o escuchar las emociones de los demás, parece que se separan de las situaciones sociales.

La personalidad tipo C cree que las emociones eclipsan la importancia del éxito y complican las cosas. Dicho esto, es posible que no se esfuercen al máximo por mantener relaciones o amistades.

2. Perfeccionista

Muchos tipos de personalidad incluyen tendencias perfeccionistas, pero es muy frecuente en la personalidad Tipo C debido a su deseo de estar en el clavo todo el tiempo.

El artículo continúa a continuación

No les gusta cometer errores y sienten que cualquier imperfección es un signo de debilidad y fracaso. Como resultado, la personalidad Tipo C suele ser bastante dura consigo misma y puede perder el respeto por sí misma cuando las cosas no salen según lo planeado.

3. Estado de ánimo depresivo

Reprimir las emociones no es todo lo que parece. Para la personalidad tipo C, sus mecanismos de afrontamiento generalmente comienzan a causar depresión y sentimientos de desesperanza.

A su vez, sus sistemas inmunológicos pueden debilitarse y tendrán más dificultades para combatir las enfermedades. Está claro que la forma de vida del tipo C no siempre es la más saludable para sus mentes y cuerpos.

4. Incompatible

Al mismo tiempo que tienden a cooperar porque quieren evitar conflictos, una personalidad de Tipo C es un tipo de persona «a mi manera o la carretera». A veces les molesta cualquiera que intente desarmar su forma de pensar o hacer.

La personalidad tipo C quiere que todo sea de cierta manera y no tiene problemas para expresar su enojo por las personas que no están de acuerdo con ellos.

Leer también:  A mi mejor amigo que se mudó: Te amo de manera diferente ahora

Tipos de personalidad comparables del Eneagrama y de Myers Briggs

Si tiene una personalidad de Tipo C, también puede pertenecer a los tipos de Eneagrama 1 (Reformer) u 8 (Challenger).

Del mismo modo, los rasgos de personalidad de Tipo C se pueden ver en los tipos de personalidad de Myers-Briggs ESTJ, ESFJ, ISTJ e ISFJ.

Isabella Pacinelli es una escritora que cubre temas de relaciones, amor propio, espiritualidad y entretenimiento.

.

Deja un comentario