El efecto Rashomon: la razón por la que percibes la realidad de manera diferente a los demás

Verificación de hechos Se ha verificado la precisión del artículo (el contenido incluye enlaces a sitios de medios de comunicación acreditados, instituciones de investigación académica y, en ocasiones, estudios médicos). Todo el contenido de nuestro sitio web ha sido revisado, sin embargo, si cree que nuestro contenido es inexacto, desactualizado o cuestionable, puede Contáctenos para hacer las correcciones necesarias. 4 minutos

El efecto Rashomon nos muestra que cada persona percibe el mundo de una forma muy particular, pudiendo recordar los mismos hechos de forma muy distinta.

 

Última actualización: 21 de febrero de 2022

El efecto Rashomon es un concepto utilizado en psicología para referirse a aquella situación en la que diferentes personas pueden tener diferentes versiones de un mismo hecho, sin que ninguna de ellas sea falsa o completamente cierta. Es posible que varios individuos presencien o participen en el mismo evento. Cuando se les pide que lo narren, podrían hacerlo de formas muy diferentes unos de otros.

Este fenómeno fue capturado en una película del famoso director de cine Akira Kurosawa, cuyo título era Rashomon. De ahí el nombre de efecto Rashomon. La cinta narraba unos hechos ocurridos en el siglo XII en Japón. En concreto, la muerte de un samurái y la violación de su mujer.

La película muestra varios personajes, y también su narración. Las versiones son muy diferentes entre sí, pero no carecen de verdad. Simplemente, cada uno de los narradores tiene una perspectiva diferente. Al final, no se sabe cuál fue la verdad, ya que todas las versiones son factibles.. Ese es el efecto Rashomon.

Leer también:  20 matemáticos que hicieron historia

«Nunca llegas a la verdad total, ni te alejas totalmente de ella».

-Aristóteles-

el efecto rashomon

Lo que muestra el efecto Rashomon es que los verdadentendido como lo que cada uno capta con los sentidos, puede ser muy relativo. Lo mismo se aplica al concepto de falsedad. Esto puede escandalizar a quienes se consideran portadores de la misma. Sin embargo, lo que nos dice la ciencia es que en la mayoría de los casos solo tenemos una versión parcial de lo que consideramos cierto.

Podemos poner muchos ejemplos relacionados con grandes hechos históricos. Para algunos, las dos bombas atómicas lanzadas sobre Hiroshima y Nagasaki representan un genocidio al más alto nivel. Para otros, fue el precio que de alguna manera la humanidad tuvo que pagar para acabar con quienes defendían la crueldad indiscriminada. Muchos argumentan que, sin este «golpe», la Segunda Guerra Mundial podría haber terminado de una manera muy diferente.

También hay innumerables ejemplos que se pueden encontrar en la vida cotidiana. Si las diferentes perspectivas se sometieran a un examen profundo, quizás no sería tan fácil decir cuál está más cerca de la verdad y cuál está más lejos de ella.

Los factores en el efecto Rashomon

Lo que da lugar al efecto Rashomon es que Hay varios factores que inciden en la percepción de los hechos. También hay otros que influyen en la forma en que acaban siendo narrados.

Desde este punto de vista, podríamos decir que los siguientes son los factores más relevantes en la percepción y posterior narración de los hechos:

  • los memoria. Los seres humanos no son un depósito de memoria. Esto es creativo y puede agregar o eliminar detalles, sin tener la intención de hacerlo. Es el fenómeno conocido como “falsa memoria”.
  • los ideología. El ser humano, inconscientemente, realiza muchos procesos mentales con el fin de ajustar los hechos a su sistema de creencias.
  • Cultura. El factor cultural también lleva a asociar hechos con conceptos o con otros hechos que pueden o no estar vinculados a él.
  • intensidad emocional. La intensidad de las emociones presentes durante el evento también puede influir en la forma en que luego se reconstruye o se recuerda.
  • Las expectativas. Las consecuencias esperadas de la narración también pueden hacer que se modifique la forma en que se relatan los hechos.
Leer también:  Cute-agression: agresividad hacia las cosas bonitas.

No todas las personas perciben un evento de la misma manera ni lo narran de la misma manera, algo que contribuye al efecto Rashomon.

Nada es verdadero o falso, en términos absolutos.

En última instancia, lo que muestra el efecto Rashomon es que no hay verdades o mentiras absolutas en la esfera humana. Esto se aplica tanto a una situación cotidiana como a las «grandes verdades» de la ciencia. La objetividad, en sentido estricto, no existe. Y no existe porque somos seres humanos que damos forma a las ideas.

El efecto Rashomon está en el centro de grandes debates políticos y científicos, así como de muchos desacuerdos del día a día. El peligro ahí es que el deseo de imponer una cierta verdad sea más fuerte que la capacidad de acercarse a la memoria y experiencia del otro. Paradójicamente, son los grandes expertos los que más tienden a absolutizar los hechos.

Hoy en día, el efecto Rashomon se tiene en cuenta en el marco judicial, al escuchar la versión de los distintos testigos en un juicio o querella. También se puede ver en los medios de comunicación, que intentan “informar con objetividad”, sin lograrlo en la mayoría de los casos, como mucho intentan dar su versión, la que conocen, con honestidad.

Este efecto puede estar en el origen de muchos conflictos.. Sin embargo, también es posible convertirlo en una clave para relativizar lo que pensamos y darle una oportunidad a la diversidad donde sólo creíamos posible una sola línea de pensamiento.

Tú podrías estar interesado…

Gracias por leer ojodesabio.com. ¡Hasta pronto!

Deja un comentario