Efecto cupcake Proust: ¿qué es?

Verificación de hechos Se ha verificado la precisión del artículo (el contenido incluye enlaces a sitios de medios de comunicación acreditados, instituciones de investigación académica y, en ocasiones, estudios médicos). Todo el contenido de nuestro sitio web ha sido revisado, sin embargo, si cree que nuestro contenido es inexacto, desactualizado o cuestionable, puede Contáctenos para hacer las correcciones necesarias. 6 minutos

La Madeleine de Proust es un fenómeno neurológico que se produce cuando nuestro cerebro asocia de forma automática e involuntaria un estímulo sensorial (olor, sonido, gusto…) con un recuerdo pasado. En este artículo, curioso lector, te contamos más sobre él.

Última actualización: 24 septiembre, 2022

Seguro que te ha pasado, ir por la calle, oler un perfume y recordar a esa persona. Entrar en una tienda, oler el aroma que desprenden sus prendas y que te venga a la mente un recuerdo concreto, de forma totalmente automática. Si has experimentado algo similar, es posible que hayas experimentado el efecto de la magdalena de Proust.

Y es que la memoria humana es muy poderosa, sobre todo un tipo de memoria muy sensorial que conecta directamente con nuestra parte más emocional: la memoria olfativa. Todo esto tiene que ver con el llamado efecto cupcake de Proust, un fenómeno que tiene lugar en nuestro cerebro.

Cuando experimentamos este fenómeno, lo que sucede es lo siguiente; Al percibir una determinada sensación a través de nuestros sentidos (normalmente, a través del olfato), dicha sensación evoca, a su vez, un hecho pasado, sin que en todo ello medie ningún proceso consciente. Si quieres descubrir más sobre este interesante fenómeno, ¡quédate!

“La memoria y el olvido son como la vida y la muerte. Vivir es recordar y recordar es vivir. Morir es olvidar y olvidar es morir.

-Samuel Butler-

Algunos olores se conectan directamente con recuerdos y eventos del pasado.

Leer también:  5 curiosidades sobre la hipnosis

El origen del efecto cupcake

En el año 1913, Marcel Proust, célebre autor de origen francés, escribió un libro llamado Por el camino de Swann, en el que narra en uno de sus volúmenes la historia de un protagonista que, a raíz de probar un pastelito, accede a recuerdos muy profundos de su infancia ya otros eventos importantes que se desarrollan después de este momento decisivo.

Así, el nombre de efecto cupcake de Proust se toma prestado de la literatura para referirse a un fenómeno mnémico bastante interesante eso nos ayuda a comprender cómo los sentidos están íntimamente relacionados con la forma en que procesamos y accedemos a nuestros recuerdos, incluso aquellos de los que no somos conscientes. ¿Qué más sabemos sobre este curioso efecto?

Efecto cupcake Proust: ¿qué es?

Magdalena de Proust es el nombre que se utiliza para referirse a la asociación que realiza nuestro cerebro, de forma automática e involuntaria, cuando percibimos determinados olores o sabores que nos hacen evocar determinados recuerdos. Esto lo hacemos sin darnos cuenta y sin voluntad, es decir, cuando no pretendemos evocar ningún recuerdo, pero olemos o tocamos algo y esa sensación conecta directamente con un recuerdo en cuestión.

Aunque puede darse con estímulos de cualquier tipo, lo cierto es que se da con mayor frecuencia con aromas u olores, que podemos percibir a través del olfato. Así, el efecto del que os hablamos hoy tiene una gran relación con la memoria olfativa. Y esto se explica, muy probablemente, por la estrecha vinculación de las regiones olfativas del cerebro con el hipocampocorreosla estructura del cerebro «donde» se almacenan los recuerdos a largo plazo (de lo que hablaremos un poco más adelante).

Cerebro, memoria y emociones

Dentro del proceso de la memoria, los sentidos están muy involucrados, y aunque muchos puedan pensar que la vista y el oído son los más importantes a la hora de almacenar información, lo cierto es que el gusto y el olfato pueden volverse aún más decisivos al arreglar recuerdos.

Leer también:  Los colores de la ropa: ¿qué dicen de ti?

sistema límbico y memoria

Según la investigación científica, La parte del cerebro involucrada en el efecto de la magdalena de Proust es el sistema límbico. Este sistema está formado por estructuras tan importantes como el tálamo, el hipotálamo, la amígdala o el cuerpo calloso.

El tálamo es el órgano encargado de recibir todos los estímulos percibidos a través de los sentidos, los cuales pasan al hipotálamo. El hipotálamo, a su vez, es una parte de nuestro cerebro que es uno de los principales órganos implicados en el proceso de la memoria y es precisamente en ella donde estos estímulos son procesados ​​y asociados a las emociones.

Por su parte, el hipocampo es una estructura del sistema límbico que se encarga de crear nuevos recuerdos, que luego se almacenan en la memoria a largo plazo. Junto con la amígdala, el hipocampo es el encargado de gestionar las emociones, y ambos son estructuras encargadas del aprendizaje emocional y de los recuerdos impregnados de emociones, que influyen directamente en el comportamiento y el estado de ánimo de las personas.

Importancia del olfato para la mente humana

Los estudios de los procesos olfativos van más allá de una mera curiosidad científica, ya que se trata de un interesante campo relativamente poco explorado por las neurociencias, que afortunadamente cada vez se investiga más y que hoy en día se empieza a comprender en todas sus implicaciones. .

Los olores tienen una función que va mucho más allá de ayudar a crear o evocar recuerdos, ya que Se ha podido comprobar que existe una correlación significativa entre la capacidad de recordar o reconocer determinados olores y la aparición de diversas patologíasentre las que se encuentra, por ejemplo, la demencia.

Leer también:  ¿De dónde viene el sentido del ridículo y cuál es su función?

De esta manera, este tipo de estudio puede ser una herramienta muy valiosa para lograr la detección temprana de la aparición o predisposición a algunas enfermedades, siendo utilizado incluso como estrategia de prevención. La importancia y el valor de comprender cómo funciona nuestro cerebro en relación con los olores es un asunto que apenas empezamos a ver con claridad, lo que abre un amplio abanico de posibilidades para el estudio de la neurociencia.

El sistema límbico es responsable del efecto de la magdalena de Proust.

un viaje al pasado

El efecto Madeleine de Proust es un fenómeno curioso que nos permite conectarnos con recuerdos del pasado (algunas que quizás ya creíamos haber olvidado). Con él nos transportamos al momento en el que vivimos X situación (generalmente, situaciones con una fuerte carga emocional, que son las que mejor quedan grabadas en nuestra memoria).

Y suelen ser situaciones que están relacionadas con la sensación que estamos sintiendo en ese preciso momento (por ejemplo, oler el mismo aroma que olimos el día que nos pasó la experiencia X). Los recuerdos que evocan ciertas sensaciones pueden ser tanto agradables como desagradables.por eso algunas personas experimentan el efecto magdalena de Proust de forma positiva y otras no tanto.

“La mayoría de las veces, los buenos recuerdos se crean sin un esfuerzo consciente. Estos son los recuerdos que resultan de esos actos o comportamientos desinteresados ​​que dan nuestro tiempo, talentos o dones sin la debida consideración para el pago».

-Byron R. Pulsifer-

Tú podrías estar interesado…

Gracias por leer ojodesabio.com. ¡Hasta pronto!

Deja un comentario