Dormir muy poco crea recuerdos falsos

 

Dormir puede hacer que tu mente genere recuerdos falsos. En este contexto, hoy queremos hablaros del “Efecto Matrix”.

 

Última actualización: 02 agosto, 2021

¿Eso realmente no ha sucedido? ¿Me estás diciendo que esto que te acabo de explicar no ha sucedido?… En el caso de que en las últimas semanas o meses alguien se encuentre en esta misma situación -la de dar por supuestas cosas que en realidad nunca han sucedido- debería saber algo muy especifico: Dormir muy poco crea recuerdos falsos.

Todos hemos dudado de nuestros propios recuerdos en algún momento. A veces, incluso, nos vemos discutiendo con alguien sobre ciertos episodios, incluso preguntándonos si nuestra pareja, familiares y amigos nos están «engañando». En este sentido, lo cierto es que Pocas realidades son más incómodas que que alguien nos diga “pero ¿qué dices? No, eso nunca ha pasado».

¿Estamos perdiendo facultades? Ante estas experiencias, lo más importante es realizar un pequeño relevamiento de nuestros hábitos de vida. El estrés, por ejemplo, afecta la memoria, al igual que la falta de sueño por la noche. Necesitamos ser plenamente conscientes de cómo el sueño se erige como uno de los mejores aliados para la salud cerebral.

Averigüemos más al respecto.

El cerebro necesita un descanso sostenido e ininterrumpido a lo largo de la noche para asentar los datos que componen nuestra memoria. Dormir durante el día no es tan beneficioso como pensamos.

Cuidado… ¡Dormir muy poco crea falsos recuerdos!

Cuando recordamos una situación de un hecho pasado reciente o lejano, no lo recordamos como quien saca una foto de un álbum de fotos. Un recuerdo no es 100% perfecto; En muchos casos, interpretamos pequeños detalles. Sin embargo, estas pequeñas interpretaciones no alteran el sentido y la trascendencia de ese recuerdo.

Leer también:  7 maneras de dejar de lado la negatividad y sentirse menos estresado lo antes posible

Pongamos un ejemplo, se nos ha averiado el coche y queremos llevarlo a ese taller al que va nuestro hermano. Sabemos más o menos en qué calle está porque lo acompañamos una vez, pero no recordamos con detalle el nombre de la calle ni el número. Pero sin embargo, esa memoria sigue siendo funcional: nos permite actuar ante una necesidad concreta.

Pero sin embargo, alguien con problemas de insomnio siempre tendrá dificultades a la hora de recuperar un dato o información concreta. En este caso, puedes pensar que esta tienda te la recomendó un compañero de trabajo y no tu hermano. Estamos recurriendo, por tanto, a un falso recuerdo.

¿Por qué pasó esto? ¿Por qué estos eventos son tan mentalmente agotadores?

El cerebro y el descanso nocturno

La Universidad de Duke realizó un interesante estudio en 2016. Tener en cuenta que dormir poco crea recuerdos falsos es algo que todos debemos saber desde una edad temprana. Un ejemplo, algo que destaca este trabajo es que en muchos países los adolescentes duermen menos de las 8-10 horas recomendadas para su edad. Y esto repercute en su rendimiento académico.

Sin embargo, ese impacto es mayor a medida que avanzamos en las diferentes cohortes de edad. El cerebro necesita que duermamos una media de 7 u 8 horas para poder realizar tareas de almacenamiento, gestión y depuración de datos. síSi no alcanzamos el sueño REM, muchas de estas funciones no se llevan a cabo con eficacia.

En otras palabras, yEl sueño nocturno nos brinda las condiciones neurobiológicas perfectas para la correcta consolidación de los recuerdos a corto y largo plazo.. Dormir muy poco altera tu recuperación.

Leer también:  La regla de los dos minutos para dejar de procrastinar

La consecuencia de este desajuste es evidente: ante la necesidad de evocar nuestras experiencias pasadas, el cerebro no tiene más remedio que inventarlas. Su impulso será siempre el de “llenar los huecos”. Estudios de la Universidad de Lübeck, en Alemania, incluso destacan que muchas personas afirman hechos con gran confianza sin sospechar que lo que evocan nunca sucedió realmente…

Las siestas y el “efecto Matrix”

Como sabemos que dormir poco crea recuerdos falsos, Lo más probable es que más de uno se diga “como no duermo por las noches, intentaré dormir la siesta a media tarde”. No es una buena idea, al menos en lo que respecta al factor memoria. Investigadores y expertos en higiene del sueño nos cuentan algo llamativo e interesante a la vez.

Es cierto que dormir por un corto período de tiempo después de las comidas relaja y promueve el estado de alerta. Ahora bien, el problema viene cuando dormimos poco durante la noche y alargamos en exceso nuestras siestas a mitad del día. Es entonces cuando aparece el llamado efecto Matrix.

La siesta genera patrones de sueño que no son los ideales para fijar nuevos recuerdos. El cerebro trabaja durante estos estados a ráfagas y, en lugar de almacenar datos en la memoria a largo plazo, los transforma. Crear recuerdos falsos distorsionando las experiencias vividas.

Si bien es cierto que las siestas pueden contribuir al descanso físico, lo cierto es que no ayudan a cuidar nuestra memoria ni a consolidar nuevos recuerdos.

La importancia de dormir por la noche

La privación del sueño se ha utilizado durante mucho tiempo como mecanismo de tortura. El efecto que tiene en el cerebro es inmenso. No solo se producen fallos de memoria, sino que también pueden aparecer alucinaciones. Por ello, es fundamental cuidar una correcta higiene del descanso, teniendo en cuenta un aspecto sencillo:

  • El cerebro necesita que durmamos por la noche entre 7 y 8 horas más o menos sostenidas. Dormir durante el día no es suficiente. Los despertares frecuentes tampoco son saludables.
Leer también:  Averigüe si tiene niveles bajos de serotonina en cinco minutos

En el caso de que llevemos varias semanas sufriendo de insomnio, no dudes en solicitar la ayuda de un experto. Nuestra salud física y psicológica depende de un buen descanso nocturno.

Tú podrías estar interesado…

Gracias por leer ojodesabio.com. ¡Hasta pronto!

Deja un comentario