Curiosidades de Carl Jung

Verificación de hechos Se ha verificado la precisión del artículo (el contenido incluye enlaces a sitios de medios de comunicación acreditados, instituciones de investigación académica y, en ocasiones, estudios médicos). Todo el contenido de nuestro sitio web ha sido revisado, sin embargo, si cree que nuestro contenido es inexacto, desactualizado o cuestionable, puede Contáctenos para hacer las correcciones necesarias. 4 minutos

Carl Jung es sinónimo de singularidad y misterio. Se enfrentó inteligentemente a los positivistas de su tiempo y no tuvo miedo de recurrir al mito y elementos de lo oculto para exponer su teoría. Te contamos algunos datos curiosos sobre él.

Última actualización: 02 julio, 2022

Carl Jung es una de las figuras más interesantes de la historia de la psicología. Sus audaces teorías han tenido más impacto en la filosofía y el arte que en la propia psicología o la psiquiatría.. Aun así, también están sus conceptos que dejaron una huella decisiva en las ciencias de la mente.

Una de las curiosidades de Carl Jung está en su forma de escribir. Parece como si hubiera escrito para sí mismo, sin la menor intención de ser entendido por los demás.. Por eso, muchos piensan que varias de sus obras no pretendían ofrecer un discurso coherente, sino que eran fruto de una mente curiosa que ahondaba en una idea tras otra, sin muchas pretensiones.

“Los grandes talentos son los frutos más encantadores ya menudo los más peligrosos del árbol de la humanidad. Se cuelgan de las ramas más delgadas y fáciles de romper”.

-Carl Jung-

La vida de Carl Jung tuvo muchos altibajos. Momentos de gran luminosidad y también momentos de oscuridad. Es mejor recordado por su notoria ruptura con Sigmund Freud. También por haber combinado muchos elementos místicos con su propia práctica analítica.. Este psicoanalista suizo fue eso y mucho más.

Leer también:  curiosidades del silencio

Datos interesantes sobre Carl Jung

Comencemos diciendo que Carl Jung tenía un hermano mayor que murió al poco tiempo de nacer, por lo que sus padres lo querían mucho. Tanto su abuelo como su bisabuelo habían sido prestigiosos médicos alemanes. Su padre era filólogo.pero abandonó su profesión para convertirse en clérigo. Al final de su vida, poco después de que Jung comenzara a estudiar medicina, llevó su predicación a un hospital psiquiátrico.

La madre de Carl Jung fue catalogada como una mujer con personalidad disociativa, es decir, alguien que no siempre conservó el principio de realidad. Por otro lado, su padre le enseñó latín al pequeño Carl cuando solo tenía 6 años. Esto le permitió adentrarse y fascinarse con la literatura antigua.

Estudió internado y allí fue víctima de los celos de sus compañeros. Sus famosos desmayos se remontan a esa época: cada vez que enfrentó una fuerte presión social el se desmayó. Era tranquilo y reservado. Prácticamente no tenía amigos, pero nunca se aburría. Su curiosidad intelectual era insaciable.

Más curiosidades de Jung

Las sesiones de espiritismo se llevaban a cabo a menudo en la casa de Carl Jung.. Él mismo fue testigo de un hecho que le causó gran interés: una mesa de nogal partida repentinamente por la mitad, ante varios testigos. Este y otros hechos lo motivaron a investigar los llamados «fenómenos ocultos». Toda su vida mantuvo un pie en la «parapsicología».

Jung se casó con Emma Rauschenbach y permaneció a su lado hasta su muerte. Tuvieron cinco hijos. Una de ellas, Agatha, se convirtió en médium. La verdad es Carl no fue un esposo ejemplar y también dejó algunas dudas como analista. Su aventura con una de sus pacientes, Sabina Spielrein-Scheftel, fue la comidilla de su círculo durante varios años.

Leer también:  7 beneficios psicológicos de jugar juegos de mesa

Uno de los hechos más curiosos de la vida de Carl Jung ocurrió en el momento de su muerte. Ocurrió cuando tenía 85 años, durante una tranquila tarde en la localidad de Küsnacht, Suiza. Justo cuando moría, un rayo partió el árbol donde solía descansar.. Asimismo, su amigo Lawrence Van der Post, quien dormía la siesta lejos de allí, soñó que Carl estaba en una carretera y se despidió de él diciéndole «hasta luego».

Una experiencia cercana a la muerte

Carl Jung tuvo una experiencia cercana a la muerte en 1944. Sucedió después de que se fracturó el peroné cuando patinaba sobre hielo. En el momento de la cirugía, sufrió un paro cardíaco y, según sus palabras, estaba «a punto de cruzar el umbral».

Según cuenta el propio Jung en su autobiografía, de un momento a otro se vio flotando sobre Ceilán (Sri Lanka). Pudo observar todo desde arriba e incluso percibió la forma esférica de la Tierra. Lo definió como “lo más grande y fascinante que he experimentado”.

También tuvo la sensación de reconectar con su esencia y la certeza de que iba a acceder a un nivel superior de comprensión. De repente, vio su cuerpo y a su médico, que tenía la apariencia del dios de la medicina.. Él le dijo que no era su momento y que debería volver.

Jung sintió una profunda decepción, que coincidió con su «regreso a la vida». Seguramente esto nutrió el ya místico y complejo mundo de Carl Jung.

Tú podrías estar interesado…

Gracias por leer ojodesabio.com. ¡Hasta pronto!

Deja un comentario