¿Cuál es el origen de la locura de Nietzsche?

La producción intelectual de Friedrich Nietzsche está íntimamente ligada a la enfermedad neurológica que padecía. Ahora bien, ¿cuál fue el origen del desequilibrio mental de uno de los grandes pensadores del siglo XIX?

Última actualización: 02 enero, 2023

Durante años se han publicado artículos de investigación que han intentado dar con la clave de la enfermedad que padecía Friedrich Nietzsche. El gran filósofo y pensador de origen alemán falleció a los 56 años aquejado de unos síntomas a los que la medicina de la época no supo encontrar explicación. En este sentido, la causa de la locura de Nietzsche ha permanecido como un misterio en la historia médica reciente hasta hace poco tiempo.

El diagnóstico que recibió en su momento fue similar al de muchos otros artistas aquejados de sífilis: parálisis general por lues, una forma de neurosífilis. Sin embargo, investigaciones más recientes sugieren que el diagnóstico apropiado para el cuadro clínico (el conjunto de síntomas) presentado por el célebre pensador puede ser la demencia frontotemporal.

«El mundo real es mucho más pequeño que el mundo de la imaginación».

-Friedrich Nietzsche-

Según la Clínica Mayo, la demencia frontotemporal se ha relacionado con la enfermedad de esclerosis lateral amiotrófica a nivel genético.

¿Qué síntomas caracterizaron la locura de Nietzsche?

El deterioro que sufrió Nietzsche fue progresivo y devastador.. Todo comenzó cuando tenía 24 años: un período de su vida en el que comenzó a dar clases de filología en la universidad. Al principio de su enfermedad, sus síntomas incluían fuertes dolores de cabeza y problemas con la visión del campo derecho.

Leer también:  Curiosidades sobre la inteligencia

Los síntomas de la enfermedad de Nietzsche fueron tan intensos que hicieron que el filósofo abandonara su puesto de profesor y se instalara en Turín, Italia. Para Marcelo Miranda, fue en Turín donde el trastorno mental de Nietzsche se volvió inmanejable y, en consecuencia, tuvo que ser internado en Basilea (y más tarde en Jena).

Entre los Síntomas de la locura de Nietzsche digno de mención:

  • conductas de hiperoralidad, es decir, «usar mucho la boca para entrar en contacto con diversos objetos». Las conductas que acompañan a la hiperoralidad son chupar, masticar, succionar, morder, etc.
  • Comportamiento extraño y negligente con respecto al autocuidado del cuerpo.
  • Hiperfagia o apetito voraz.
  • Ataques de ira.
  • Comportamientos agresivos.
  • Coprofagia, es decir, la ingestión de las propias heces.
  • Megalómanía o delirios de grandeza.
  • Cambios drásticos de personalidad.

“Nietzsche firmó sus cartas ‘Fénix’, ‘Anticristo’ y ‘Dionisio’ y envió cartas irreverentes al Kaiser y Bismarck. Se llamó a sí mismo «el redentor de todos los milenios».

-Marcelo Miranda-

¿Qué es la demencia frontotemporal?

Hay investigaciones que avalan que la locura de Nietzsche actualmente puede explicarse como una demencia frontotemporal.

Por la Asociación Americana de Psiquiatría (APA), Esta demencia se caracteriza por tener un inicio insidioso y una progresión que no es ni rápida ni lenta sino paulatina.. Además, es necesario que se presenten síntomas muy similares a los registrados en el caso de Nietzsche:

  • cambios en el comportamiento, como la desinhibición, la apatía, la inercia, la falta de empatía o la existencia de obsesiones y compulsiones. En este sentido, se incluirían aquí las mencionadas hiperfagia e hiperoralidad. También se producen cambios en la cognición social, es decir, “la forma en que procesamos la información del contexto interpersonal”, que se ve intensamente alterada.
  • cambios de idioma que se relacionan con su recepción, procesamiento y expresión.
Leer también:  Inmovilidad cognitiva: cuando no podemos escapar de nuestro pasado

Para su diagnóstico es necesario descartar otras posibles causas, como un ictus, una masa tumoral, una enfermedad tiroidea, así como otras enfermedades psiquiátricas que pudieran estar en juego.

Si bien es cierto que la etiología de la demencia frontotemporal aún se desconocehay algunas consideraciones que presentaremos a continuación.

“Necesito compañeros, pero compañeros vivos; muertos vivientes y cadáveres que tiene que llevar a donde quiera que vaya”.

-Friedrich Nietzsche-

Causas de la demencia frontotemporal

A pesar del desconocimiento causa-efecto que existe en la actualidad respecto a este tipo particular de demencia, se están barajando diversas hipótesis, algunas con mayor éxito. Mediante procedimientos de neuroimagen se puede observar en estos pacientes cierta atrofia, es decir, “encogimiento” de ciertas zonas de la corteza, especialmente en la corteza temporal y frontal.

“Es un tipo de demencia muy raro y heterogéneo, de etiología generalmente desconocida (en el 50% de los casos no se conoce)”.

-Amparo Belloch-

Imagen de demencia frontotemporal por resonancia magnética.

Para la profesora de psicopatología Amparo Belloch, Se han identificado algunos genes que podrían estar implicados. Específico:

  • El gen que codifica la proteína tau, ubicado en los cromosomas 3 y 17.
  • El gen relacionado con los microtúbulos MAPT.
  • El gen relacionado con la granulina GRN (gen de la progranulina).
  • El gen de la proteína que contiene valosina C9ORF72.

En la demencia frontotemporal, los síntomas suelen comenzar en el rango de edad entre los 40 y los 65 años, aunque puede haber casos, como el de Nietzsche, en los que se presenten antes. Una vez manifestada, la enfermedad suele provocar la muerte de la persona a los 3 o 4 años de haber recibido el diagnóstico.

Leer también:  curiosidades del silencio

Este tipo de demencia engloba aproximadamente el 20% de todos los casos de demencia registrados. En este sentido, si en tu familia hay antecedentes de este tipo de demencia, es probable que te interese acudir a una consulta para conocer los factores de riesgo que se han identificado y sobre los que puedes intervenir.

Tú podrías estar interesado…

Gracias por leer ojodesabio.com. ¡Hasta pronto!

Deja un comentario