COMPATIBILIDAD TAURO Y PISCIS – HOROSCOPIO NEGRO

Tauro tiene una afinidad especial con los signos de agua, como ocurre con Escorpio o Cáncer, y Piscis, no iba a ser menos. los Compatibilidad de Tauro y Piscis es bueno, se aceptan como son. Y Piscis depende en gran medida de la seguridad y la calma que ofrece Tauro. Hay una conexión especial en casi todos los tipos de relación entre estos dos, y en el amor, no iba a ser menos. Piscis es sensible y emocional, y Tauro en el fondo también. De modo que ambos son capaces de entenderse perfectamente en muchos aspectos de su vida.

Quizás hay algo que puede estresar al Toro y es la falta de seguridad y la indecisión de Piscis. Este último debe ser levantado, levantado, apoyado y procurado que no se hunda. Porque es muy frágil psicológicamente y Tauro sabe cómo hacerlo. Sabe cómo sacar la fuerza que hay en su interior.

Si Tauro descubre la infidelidad, demasiadas indecisiones o falta de practicidad por parte del pez, es posible que se vaya y nunca regrese. Y si Piscis comienza a ver poco afecto por parte de Tauro, realismo excesivo o extremismo innato, puede comenzar a pensar que usted no es el indicado. Y puedes ir a buscar cosas afuera que no tienes en «casa».

En el Compatibilidad de Tauro y Piscis Ambos signos necesitan que su pareja sea un soporte fuerte, un pilar que los sostenga cuando fallan las fuerzas. Y lo cierto es que ambos están acoplados de alguna forma a la personalidad y costumbres del otro.

El Toro le pedirá fidelidad al Pez, y si el Pez es capaz de dárselo y realmente hay compromiso de su parte, Tauro lo seguirá hasta el final.

Leer también:  ¿Qué signo del zodíaco es el más inestable, clasificado?

Si en algún momento las cosas fallan (como en cualquier relación), y quizás Tauro pierde la paciencia o Piscis deja a un lado esa facilidad para adaptarse a todo, seguro que la ruptura definitiva tardará en llegar. Tanto Piscis como Tauro se aferran mucho a las relaciones. Y seguramente encontrarán muchos caminos antes de terminar.

Lo mejor entre estos dos signos es sin duda la confianza, la delicadeza con la que se hablan cuando todo va bien y cómo de alguna manera, saben ponerse en el lugar del otro a través de la empatía. Lo peor, quizás, es que la realidad a veces puede ser distorsionada por ambas partes. Uno no comprende lo que hace el otro ni por qué lo hace. Pueden engañarse a sí mismos.

Deja un comentario