Cómo nos beneficia la humildad | Juan Cappello

Es la naturaleza humana tener problemas y conflictos, pero es la forma en que los maneja lo que puede marcar la diferencia en la resolución de problemas.

El autoexamen puede ser clave para determinar si sus acciones fueron inapropiadas o no cuando estuvo involucrado en una disputa. A veces, es posible que se dé cuenta de que una acción que tomó fue incorrecta y necesita humildad para resolver una situación de manera positiva.

La humildad es necesaria para construir el carácter y la conciencia.

La humildad requiere el esfuerzo de actuar en privado y no llamar la atención sobre uno mismo. Puede requerir un momento catártico en la vida de una persona para cambiar el comportamiento y crecer a partir de una acción tomada que causó daño.

Esta virtud fortalece el carácter cuando una autoinspección ha provocado una reversión de la conducta. Crea remordimiento, que es un cambio de conciencia.

Asumir la responsabilidad de tus acciones es el primer paso hacia la humildad.

Ya sea que sus acciones hayan sido intencionales o no, el darse cuenta de que una acción que tomó creó un problema es el primer paso para curar o sacar lo mejor de una situación.

La idea de restitución, en casos extremos, puede ser una de las áreas que deben abordarse para resolver un problema que usted creó. Puede ser necesario que este esfuerzo sea en privado.

Dependiendo de la situación, se podría considerar que un pronunciamiento público de restitución empeora el problema. Por lo tanto, debe tener cuidado antes de hacer esto.

Discúlpate siempre.

Una disculpa o una solicitud para pedir perdón puede ser todo lo que se necesita, pero esto también debe hacerse con cuidado. Puede ser necesaria una estrategia de discreción para hacer las paces, especialmente cuando no es posible el contacto directo con una persona o situación.

Leer también:  ¿Quiere casarse? Las mejores universidades de 10 para encontrar material de marido

El mejor enfoque podría incluir el contacto indirecto mediante el envío de un regalo o una tarjeta, solicitar la intervención de un tercero o simplemente permitirle a la parte agraviada algo de espacio y tiempo.

Ser sincero.

El acto de humildad debe ir acompañado de sinceridad, porque un uso superficial de esta virtud empeorará las cosas a corto y largo plazo.

El perdón es más fácil de dar si la humildad y la sinceridad están involucradas. Tu relación puede cambiar independientemente de que te perdonen, pero has hecho un esfuerzo maduro y saludable para expresar tu pesar por tus acciones.

Darse cuenta de estar equivocado puede crear un ciclo de dolor.

Es posible que te sorprendas por tus acciones y que te avergüencen un poco. Las otras etapas del duelo se presentarán con el tiempo, que incluyen:

  • Enojo
  • Negociación
  • Depresión
  • Aceptación

Es en la fase de aceptación que puede llegar la decisión de ser humilde.

Sanar del dolor implica algo de humildad.

Es una especie de «inmersión profunda» en tu carácter y una inspección de todos tus comportamientos hacia los demás. La humildad es una práctica saludable que te ayudará en tus actividades futuras, porque te das cuenta de que debes cambiar para convertirte en una mejor persona.

La humildad sana tu alma.

Es el uso de la humildad lo que le permite sanar su alma del trauma y aceptar la responsabilidad de crear la circunstancia.

El alma necesita tiempo privado para repararse y aprender de la experiencia. Es una curación inconsciente que marcará una diferencia significativa para ti en el futuro.

Leer también:  8 razones por las que un administrador de contraseñas es esencial | Anne Lyons

La revisión interna que facilita la humildad será una experiencia espiritual y de crecimiento. Este crecimiento lo ayudará a darse cuenta de su imagen con los demás y moderará su comportamiento.

Además, lo ayudará a comprender otras perspectivas de las personas con respecto a los problemas comunes a ustedes dos.

Abrazar la humildad es noble.

Una revisión de su comportamiento es una indicación de su autoestima. Indica que quieres ser una mejor persona y que valoras a los demás.

Tu intento de ser humilde y mejorar una situación después de haber hecho algo malo es noble, aunque puede ser difícil de hacer.

El perdón es decisión de la otra parte.

Cuando usted exhibe la humildad como herramienta para terminar o resolver un problema, la parte agraviada decide perdonar o no perdonar.

El perdón es posible con el uso de la humildad. Pero si no está perdonado, entonces sabe que hizo lo mejor que pudo con sinceridad para enmendarlo.

El artículo continúa a continuación

Es posible que su disculpa no termine el problema por completo, pero puede estar tranquilo sabiendo que su esfuerzo fue genuino.

Hoy, no vemos la humildad en su contexto apropiado.

A menudo se considera un signo de debilidad, porque las disculpas pueden estar mal vistas. Hay una sensación de no estar seguro de uno mismo si hay voluntad de disculparse.

Nadie es perfecto y no eres la primera persona que se equivoca. Sin embargo, es la manera en que maneja sus errores lo que es clave para encontrar una solución al problema.

La restitución, las disculpas y los cambios en su comportamiento lo ayudarán a tomar mejores decisiones en el futuro. No puede cambiar el pasado, pero su reacción al mismo puede convertirlo en una mejor persona y más cuidadoso cuando se encuentre en un conflicto o problema que no estaba bajo su control.

Leer también:  Evolución que hace a las mujeres más hermosas?

El remordimiento es una buena reacción, porque es el reconocimiento de un mal que necesita ser reconocido y cambiado. Es un sentido de responsabilidad y un deseo de buscar la curación.

La humildad es un signo de fuerza.

El acto de humildad después de hacer algo mal no es una debilidad. Es una fuerza.

La humildad es una virtud que crea crecimiento, profundidad de carácter y confianza. Las personas que exhiben humildad se encuentran entre las personas más sabias, porque pueden ver el “panorama general” de la vida y no se avergüenzan de ser flexibles cuando es necesario.

Cuando te das cuenta de que has hecho algo mal y valoras tus relaciones, la humildad y la sinceridad son imprescindibles si quieres crear paz y perdón. Un esfuerzo genuino será reconocido por otros y visto como un resultado positivo de un problema.

Si sus acciones son bien recibidas por una parte agraviada, entonces puede reparar el problema. Si no es así, tiene la satisfacción de saber que lo intentó.

John Cappello es astrólogo y médium psíquico practicante. Para obtener más información o concertar una cita, visite su sitio web.

.

Deja un comentario