Cómo mantener la salud cognitiva en la tercera edad

A medida que envejecemos, es natural que algunas funciones cognitivas disminuyan. Con todo, existen diversas estrategias para mantener el cerebro activo y saludable.

Última actualización: 03 julio, 2024

La salud cognitiva es un pilar fundamental de nuestro bienestar general, en especial en la tercera edad. No solo determina la capacidad para recordar y aprender, sino que también juega un papel vital en la toma de decisiones, en las relaciones interpersonales y en la preservación de la autonomía personal.

Mantener la mente sana y activa puede reducir el riesgo de desarrollar enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer o la demencia. Y aunque estas afecciones no se pueden prevenir por completo, algunos hábitos pueden retrasar su aparición o minimizar su impacto.

5 consejos para preservar la salud cognitiva en la tercera edad

El bienestar cognitivo abarca habilidades como la memoria, la atención, el razonamiento, la percepción y la resolución de problemas. Es un aspecto crucial a medida que envejecemos, ya que se traduce en una mente activa y contribuye a la independencia y bienestar general de las personas mayores. Estas son algunas formas de mitigar el deterioro cognitivo en la vejez.

1. Llevar una alimentación balanceada

Mujer mayor sostiene suplementos en una mano y un vaso de agua en otra. Los suplementos alimentarios pueden ayudar a las personas mayores a complementar su dieta e ingerir todos los nutrientes, vitaminas y minerales que necesitan.

Adoptar hábitos de vida saludables es crucial para mantener la salud cognitiva. De acuerdo con el National Institute of Aging, llevar una dieta equilibrada puede ayudar a lidiar con cambios en la memoria y las habilidades mentales. Consumir frutas, verduras, granos enteros, proteínas magras y grasas saludables contribuye a mejorar la salud del cerebro.

De igual manera, los suplementos alimenticios para mejorar la memoria pueden apoyar el rendimiento mental y complementar la dieta. En el mercado existen productos diseñados para fortalecer las funciones cerebrales y proteger contra el deterioro cognitivo. No obstante, es fundamental consultar con un profesional de la salud antes de empezar a consumirlos.

Leer también:  ¿Cómo es la relación entre energía y tiempo que puede hacerte más productivo?

Este tipo de suplementos cuentan con compuestos que han mostrado beneficios potenciales para la función cerebral. Entre ellos resaltan el ácido fólico, la fosfatidilserina, el ginkgo biloba, los ácidos grasos omega-3 y las vitaminas B6 y B2.

2. Realizar actividad física con regularidad

Según una investigación publicada en la Revista Española de Salud Pública, hacer ejercicio físico moderado-intenso de 3 a 5 veces a la semana puede mejorar el desempeño mental en personas mayores de 45 años con deterioro cognitivo leve. Mantenerte activo ayudaría a fortalecer la memoria, la atención y la velocidad de procesamiento mental.

La actividad física promueve la formación de nuevas neuronas en el hipocampo, una región del cerebro asociada con la memoria y el aprendizaje. Asimismo, la liberación de endorfinas y otros neurotransmisores durante el ejercicio mejora el estado de ánimo y reduce el estrés, lo que tendría un impacto positivo en la salud cognitiva en la tercera edad.

Para personas mayores, lo más recomendado es realizar ejercicios aeróbicos, como caminar, nadar, andar en bicicleta y bailar. Estos ejercicios mejoran la resistencia cardiovascular y aumentan el flujo sanguíneo al cerebro. Se aconseja realizar al menos 150 minutos de actividad aeróbica moderada a la semana.

3. Descansar lo suficiente

Durante el sueño, el cerebro lleva a cabo varias funciones reparadoras cruciales, que incluyen la consolidación de la memoria, la eliminación de toxinas y la regulación de las emociones. La calidad y cantidad de sueño pueden tener un impacto significativo en la función cognitiva diaria y en la prevención de enfermedades neurodegenerativas.

Un estudio de la Revista Médica de Chile encontró que tanto dormir demasiado (más de 9 horas al día) como dormir muy poco (menos de 6 horas al día) está relacionado con un mayor deterioro cognitivo en personas mayores de 60 años. Debido a esto, se recomienda mantener una rutina de sueño de 7-8 horas diarias para promover el bienestar mental y la calidad de vida.

Leer también:  ¿Qué hacer con los problemas que no tienen solución?

4. Realizar actividades que estimulen el cerebro

Tres hombres mayores jugando cartas. Salir con amigos y jugar cartas o ajedrez ayuda a los mayores a entretenerse, socializar y estimular su mente.

Participar en actividades que desafían el cerebro puede ayudar a mejorar la memoria, la atención y la capacidad de resolución de problemas. Leer, resolver rompecabezas, jugar juegos de mesa y aprender nuevas habilidades o pasatiempos son excelentes formas de mantener la mente en forma.

El aprendizaje continuo y la práctica de labores que requieren concentración y pensamiento crítico pueden promover la plasticidad cerebral. Ello ayuda a fortalecer las conexiones neuronales y a crear nuevas sinapsis.

5. Promover la socialización

Hacer parte de actividades sociales y mantener relaciones con amigos y familiares puede reducir el riesgo de deterioro cognitivo y mejorar el bienestar emocional.

Puedes asistir a eventos y actividades sociales, como talleres e integraciones, o unirte a grupos de interés, como clubes de lectura o asociaciones comunitarias. De esta manera, se pueden tener oportunidades de interactuar con otras personas y mantener la mente activa.

Cuidar de la salud cognitiva en la tercera edad es indispensable

Con una dieta equilibrada, ejercicio regular, buen descanso y actividades que desafíen nuestra mente, podemos fortalecer nuestras capacidades cognitivas y disfrutar de una vida más plena y activa. Recuerda que cada pequeño hábito positivo que incorporamos en nuestra rutina puede hacer una gran diferencia en nuestra calidad de vida a medida que envejecemos.

Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.

  • Ballarín, N, L., Malo, S., & Moreno, F. B. (2022). Efecto de intervenciones basadas en ejercicio físico y dieta sobre la evolución de deterioro cognitivo leve a demencia en sujetos mayores de 45 años. Revisión sistemática. Revista Española de Salud Pública, 95, 202102032. https://www.scielosp.org/article/resp/2021.v95/e202102032/
  • (21 de diciembre de 2023). Memoria, olvido y envejecimiento. https://www.nia.nih.gov/espanol/memoria/memoria-olvido-envejecimiento
  • Nazar, G., LEIVA, A., Troncoso, C., Martínez, A., Petermann-Rocha, F., Villagrán, M., … & Celis-Morales, C. (2019). ¿Cuál es la asociación entre el tiempo destinado a dormir y el desarrollo de deterioro cognitivo en adultos mayores chilenos? Revista Médica de Chile, 147(11), 1398-1406. https://www.scielo.cl/scielo.php?pid=S0034-98872019001101398&script=sci_arttext&tlng=en
Leer también:  Cómo lidiar con los matones

Gracias por leer ojodesabio.com. ¡Hasta pronto!

Deja un comentario