5 paradojas reales que te asombrarán

Verificación de hechos El artículo ha sido verificado para verificar su precisión (el contenido incluye enlaces a sitios de medios acreditados, instituciones de investigación académica y, en ocasiones, estudios médicos). Todo el contenido de nuestro sitio web ha sido revisado, sin embargo, si cree que nuestro contenido es inexacto, desactualizado o cuestionable, puede Contáctenos para hacer las correcciones necesarias.

¿Quieres poner a prueba las estructuras lógicas de tu cerebro? ¿Quieres ampliar tu mirada con una serie de paradojas que desafiaron incluso a Stephen Hawking? ¡Esa es precisamente la oportunidad que te damos con este artículo!

Última actualización: 28 de noviembre de 2022

La vida misma es una extraña paradoja.. Nos esforzamos por conseguir un buen trabajo, por cubrir nuestras necesidades más básicas o porque las personas que queremos estén bien. Sin embargo, ese proceso nos cuesta la salud, y apenas tenemos tiempo para disfrutar de lo que logramos. La existencia, si la observamos con lupa, es una eterna contradicción.

La esencia misma de las paradojas sirve a ese mismo propósito. Haznos pensar en aquellas ideas, constructos o realidades que contienen una idea en sí misma… y su contrario. La gente trabaja para vivir, pero apenas tenemos tiempo para disfrutar de la vida. Algo similar sucede cuando observamos la oscuridad de las noches.

¿Cómo puede haber tanta oscuridad cuando hay tantas estrellas de hidrógeno explotando en llamas en la infinidad del universo? ¿Será que las estrellas no alcanzan para iluminar todo lo que nos rodea? parece que no Sea como fuere, el juego de las paradojas se erige como una original y estimulante invitación a una profunda reflexión en la que no siempre hay respuestas claras ni contundentes.

Como dijo una vez Sócrates: «Solo sé que no sé nada». Y admitirlo, asumir que el ser humano nunca tendrá una explicación objetiva para cada una de sus dudas que lo asaltan mientras mira al cielo oa sí mismo es también un ejercicio de sabiduría. Asi que, ¿Y si agudizamos un poco nuestro ingenio y capacidad de análisis con una serie de propuestas teóricas de este tipo?

Leer también:  curiosidades del baile

«En casa, herrero, cuchillo de madera. Cada nube tiene un revestimiento plateado. Vísteme despacio, tengo prisa». Nuestro refranero y lenguaje popular está lleno de curiosas paradojas de las que no siempre somos conscientes, pero que son muestra de la complejidad de nuestra realidad.

El pensamiento paradójico a veces nos obliga a explicar cuán absurdas son algunas cosas que parecen obvias.

Paradojas que ampliarán tu mente

Si hay una figura reconocida que insiste en nuestros constantes errores de pensamiento es el psicólogo y premio Nobel Daniel Kahneman. Es para él que debemos entender cómo los sesgos cognitivos afectan los juicios y la toma de decisiones. No hace mucho, nos presentó su último libro, Noise, a Failure in Human Judgement (2021).

En él nos explicaba cómo las personas hacen juicios diferentes ante realidades similares. Como describe en este trabajo, hay médicos, psiquiatras y jueces que dan opiniones disímiles ante hechos similares. ¿Que esta pasando? ¿Para qué es esto? La respuesta es simple. Nuestra mente está llena de ruidos, sesgos de pensamiento y automatismos de los que no somos conscientes.

Pensamos rápido, pensamos mal y llegamos a conclusiones equivocadas impulsados ​​por la impulsividad y las emociones. Debemos aprender a ser más meticulosos, analíticos, desarrollando, a su vez, un pensamiento más flexible y pausado. De ahí propuestas como la siguiente. Hay paradojas que te ampliarán la mente y te permitirán analizar la realidad de una manera más amplia y crítica al mismo tiempo. ¿Por qué no intentarlo?

En su día, José Ortega y Gasset comentó que no hay mayor ironía que la que afecta a todos los empleados públicos. Una vez ascendidos, se vuelven misteriosamente incompetentes. Actualmente, esta realidad se define como la paradoja de Peter.

1. La paradoja de la felicidad

El hedonismo fue una escuela de pensamiento que nos decía que solo cuando buscamos el placer, encontramos la felicidad.. Más tarde, la filosofía utilitarista de Jeremy Bentham argumentó que esos comportamientos moralmente buenos son los que terminan produciendo la verdadera felicidad.

Leer también:  Los colores de la ropa: ¿qué dicen de ti?

Ahora bien, Viktor Frankl más tarde nos dio otra lección al afirmar que la felicidad no se busca ni forma parte de ningún comportamiento moralmente positivo. El padre de la logoterapia afirmó que la mejor manera de ser feliz es olvidarse de intentar ser feliz, y deja que la felicidad suceda (aparezca) por sí sola.

¿Qué nos queda entonces?

2. La paradoja del agujero negro

Entre las paradojas que te abrirán la mente, no podía faltar la que fuera la favorita de Stephen Hawking. Para abordarlo, piensa en un agujero negro y lo que se dice de ellos: todo lo que se acerca a su borde desaparece. Basta con que una partícula se desplace hacia ese horizonte de sucesos para dejar de existir.

Recordemos la teoría de la relatividad general de Einstein, según la cual la fuerza de atracción de un agujero negro es tan fuerte que nada puede escapar de él. Sin embargo, La física cuántica se basa en la suposición de que la información nunca desaparece, que las partículas pueden transformarse, pero nunca desaparecer por completo. Entonces, ¿cómo resolvemos este acertijo?

3. Mariposas sociales: la curiosa paradoja de la amistad

Un estudio publicado en MIT Technology Review analizó la llamada paradoja de la amistad. Puede que no te pase, pero según modelos matemáticos y estadísticos hay un principio que siempre se cumple. es lo siguiente: tus amigos tienen más amigos que tú y se divierten aún más.

Este principio fue descubierto por el sociólogo Scott Feld en 1991. Como él afirma, la paradoja es que una gran parte de las personas tiene pocos amigos, mientras que un grupo más pequeño de personas tiene una red social más grande. Por probabilidad, puede darse el caso de que tengamos al menos un amigo que sea una verdadera mariposa social, es decir, alguien con muchos contactos y amante de las fiestas. ¿Cuál es tu opinión al respecto?

Leer también:  ¿Cuántas horas necesitas dormir según tu edad?

4. La paradoja del aviador loco

Entre las paradojas que te abrirán la mente, esta es sin duda la más original. Aparece en la novela de Joseph Heller titulada Catch-22 del autor. En esta novela nos Cuentan la historia de un joven aviador de la Segunda Guerra Mundial que quiere salir del ejército.. Para ello, planea comportarse de forma delirante para que en la evaluación psiquiátrica concluyan que está «loco» y que, por tanto, no está en forma.

Sin embargo, el medico explica que solo los aviadores que estan locos son los que estan entrenados para ser pilotos de combate. El joven está bloqueado por la contradicción sin saber qué hacer.

Esta paradoja nos recuerda un poco lo que les sucede a los jóvenes cuando buscan trabajo. Se les exige tener experiencia cuando, en realidad, pocos tienen la oportunidad de tenerla.

Las paradojas sobre la física cuántica son las que más desvelan a los científicos.

5. La paradoja de la tolerancia

No podemos terminar esta lista de paradojas capaces de ampliar el foco de tu mirada sin referirnos a la que gira en torno al concepto de tolerancia. Pongámonos en contexto. Consideramos democrática a toda sociedad que defienda la tolerancia; sin embargo, por esa regla general, en cualquier momento también terminará siendo tolerante con la intolerancia.

Es más, en el momento en que se tolere la intolerancia, esa sociedad acabará siendo justo lo contrario de lo que defiende, es decir, “intolerante”. Lejos de ser un juego de palabras, si lo analizamos con detenimiento, contiene una gran verdad. Finalmente, solo podemos admitir que las paradojas tienen su curiosa utilidad…

Tú podrías estar interesado…

Gracias por leer ojodesabio.com. ¡Hasta pronto!

Deja un comentario