4 lecciones de «La historia interminable»

Verificación de hechos Se ha verificado la precisión del artículo (el contenido incluye enlaces a sitios de medios de comunicación acreditados, instituciones de investigación académica y, en ocasiones, estudios médicos). Todo el contenido de nuestro sitio web ha sido revisado, sin embargo, si cree que nuestro contenido es inexacto, desactualizado o cuestionable, puede Contáctenos para hacer las correcciones necesarias. 6 minutos

La historia interminable es uno de esos libros de culto que ya adoran personas de muchas generaciones. En su interior encontraremos aventuras y también una interesante reflexión sobre distintos aspectos de la vida.

Última actualización: 09 agosto, 2022

La historia interminable es una obra maestra. una de esas obras clásicas, atemporales, capaces de hacer disfrutar tanto a niños como a mayores. Escrito en 1979 por Michael Ende, se convirtió rápidamente en un éxito de ventas. Posteriormente, con su adaptación al cine en 1984, sus efectos especiales baratos y su ya mítica temática musical hicieron de esta producción un fenómeno de masas.

Sin embargo, el cine no deja de deberle una adaptación comparable en calidad a la obra de Ende. La complejidad de su narrativa, de sus tramas y de su aporte filosófico es inmensa, y bien merece una adaptación con los medios y presupuestos que actualmente se utilizan para las superproducciones cinematográficas.

Como dato interesante, cabe señalar que Ende nunca aprobó la forma en que el director alemán Wolfgang Petersen realizó la adaptación de su preciada obra a la gran pantalla. Llamó a la película un melodrama kitsch de orientación comercial hecho de felpa y plástico. Incluso demandó a la productora de cine, pero terminó perdiendo la demanda.

Sin embargo, algo que ocurre con frecuencia cada vez que las nuevas generaciones descubren la película es que les despierta la curiosidad de acudir al libro. Y es allí, en el refugio de esas páginas, donde todo cambia y comienza el verdadero viaje. Aquella en la que se escapa el simplismo visual para emprender un viaje más auténtico, heroico, filosófico y transformador…

Leer también:  La mente predictiva: el poder del cerebro para anticipar realidades

La vida monótona e incrédula de los humanos supone la destrucción de la libertad, la imaginación y la vida misma, para Michael Ende,

Lecciones de “La historia interminable”

Las enseñanzas de La historia interminable sitúan su narrativa entre los mejores libros de fantasía. El niño que lee este libro por primera vez no se queda con ideas como “aplaude si crees en las hadas”, como nos mostraron en Peter Pan. Lo primero que puede pasar es que este joven lector se identifique con el protagonista: Bastian Balthasar Bux.

Es el clásico empollón de la escuela. Un chico introvertido, malo para los deportes, con sobrepeso y que sufre bullying. Su madre ha fallecido y su padre lleva el duelo como puede, separándose un poco de su propio hijo. Para Bastian, el mundo es demasiado caótico, hasta que cae en sus manos con un libro insólito. Un libro en el que se convierte en protagonista absoluto.

Aunque a menudo se enfatiza que el trabajo de Ende es demasiado complejo para que los niños lo lean, están equivocados. Los niños nacen filósofos, solo ellos pueden hacer preguntas como: ¿realmente puede existir algo como «nada» en nuestro mundo? ¿Es lo mismo no tener límites que ser infinito? Sólo el lector que cuestiona lo que lee entrará en contacto con las enseñanzas de este libro.

Veamos ahora una lista de ellos.

1. La imaginación nos hace libres y sabios

«Los humanos viven de creencias, y las creencias pueden ser manipuladas».

Algo que descubrimos en La historia interminable es que el mundo de la fantasía no puede existir sin el mundo real. y, a su vez, nuestro mundo no se sostiene sin Fantasia. La salud de un mundo depende de la salud del otro. No podemos olvidar que Ende fue heredera de pensadores de la Ilustración como Immanuel Kant. La razón y la imaginación deben ir siempre juntas.

Leer también:  Fatalismo neurótico: soy así y no puedo hacer nada al respecto

Esto nos muestra que sólo quienes se permiten disfrutar de las historias y la imaginación logran ser personas, libres, nobles y también sabias.

Porque la imaginación, atemperada por la razón, nos permite ver la realidad desde otras perspectivas y gracias a ellos también aprendemos a relativizar, a cuestionar la realidad. Sin embargo, quien vive aferrado a sus creencias sin cuestionar nada, puede ser manipulado y dominado.

2. Cuando la tristeza te arrastre, lucha

«Como todas las verdaderas transformaciones, la suya fue tan lenta y suave como el crecimiento de una planta».

Los que han visto la película. es muy posible que estuvieran traumatizados por la muerte del caballo de Atreyu, Artax. El animal se iba hundiendo lentamente en el pantano de la tristeza, mientras su amo, Atreyu, lloraba su final con impotencia y desesperación. Esta imagen es una dura metáfora de la pérdida.

Sin embargo, su protagonista, lejos de dejarse llevar por esa tristeza, logró salir adelante, seguir adelante y recuperarse. La muerte es parte de la vida y ante su imagen sólo podemos avanzar y transformarnos.

3. Los sueños y la esperanza nos protegen de la desesperación

«Una vez que alguien sueña un sueño, simplemente no puede dejar de existir».

Gmork es ese personaje simbólico en forma de lobo que sirve al vacío ya la «Nada». Su presencia allana el camino para la destrucción del mundo de la Fantasía. Él mismo da una descripción precisa a Atreyu de lo que es precisamente la Nada. Es el vacío de la desesperación, es cuando perdemos toda esperanza y estamos desprovistos de todo lo que nos da sentido. La nada es, ante todo, dolor y sinsentido.

Leer también:  Soñar con una guerra: ¿qué significa?

Esas palabras evocan casi con precisión el sustrato de una depresión. Sin embargo, Atreyu, ese héroe infatigable, no desfallece y siempre se arma de valor. No logró sobrevivir en el pantano de la tristeza cuando perdió su corcel. Y tampoco lo hizo en su enfrentamiento con Gmork. Se deja guiar por la esperanza y también por Bastian, quien comienza a creer en los sueños y la Fantasía.

Todo guerrero debe armarse de coraje para luchar contra la Nada.

4. Lecciones de La historia interminable: La autoestima, una fuerza interior

«La armadura elegante no ayuda, la Esfinge puede ver directamente dentro de tu corazón».

Otra de las enseñanzas de La historia interminable tiene que ver con la autoestima. Con ese valor que, aunque muchas veces está condicionado por lo que nos rodea, hay que forjarlo desde dentro. Con confianza, templanza, seguridad personal y amor propio. Así, en un momento dado, Todos recordamos ese momento en el que Atreyu debe pasar entre las titánicas esfinges para ir al Oráculo del Sur.

Ese acto le permitirá enterarse de la enfermedad de la Emperatriz Infantil y salvar a Fantasia. Sabemos que los héroes más aguerridos han perdido la vida en esa prueba. Pero, en realidad, quien ha sido pulverizado por las Esfinges es porque vaciló, porque dudó de sí mismo. En cambio, el niño guerrero avanza con serenidad y confianza en sí mismo.

La autoestima nos abre puertas y nos permite convertirnos también en los héroes de nuestras propias historias.

Tú podrías estar interesado…

Gracias por leer ojodesabio.com. ¡Hasta pronto!

Deja un comentario